domingo, 21 de junio de 2015

Poblado íbero de Ullastret. Girona


El Poblado íbero de Ullastret, es el más grande de Catalunya, casi podría llamarse ciudad.

Este poblado se fundó en el siglo VI ac. 

Está situado en el Puig de Sant Andreu, junto a lo que en la antigüedad era un lago, hoy día tan solo puede apreciarse su silueta.

En época prehistórica ya había actividad, se han encontrado sílex del paleolítico superior y restos cerámicos del Calcolítico. 

Pero demos un paseo por El Poblado Íbero de Ullastret.



Puerta de la muralla, esta parte de la muralla se construyó en el siglo VI ac y le siguieron varias ampliaciones, la más importante fue en el 400 ac.



Torre de Vigilancia en la zona Sudoeste.



Casas en la Calle A.



Calle A. Edificio de probable uso público o de una familia aristocrática, el edificio consta de varias estancias con porches rodeando a un patio. Probablemente del siglo III ac



Vista de la Torre Sudoeste y de la puerta de la muralla desde el interior.



Calle B. Depósito de agua tallado en la roca. Siglos V-IV ac



Calle B. Las cisternas se tallaban en la roca y se revestían con piedra arenisca revocadas con mortero de cal. Después se tapaban con losas dejando un agujero para la extracción del agua.



Poblado íbero de Ullastret. Girona.



Calle B. Casas y Silos, estas casas íberas no tenían ventanas, la luz entraba por la puerta y algún agujero que tenían en el techo para la salida de humo. En los silos almacenaban el grano.




Templos. No se sabe a quien estaban dedicados, en ellos se han encontrado ofrendas, la mayor parte de personajes mitológicos con la cara del monstruo de Gorgona y también del dios Akelous.



Poblado íbero de Ullastret. Girona




En la Exposición Temporal del Museu d'Arqueologia de Catalunya Ullastret, podemos ver los cráneos enclavados, estas dos fotografías corresponden al Cráneo enclavado de Santa Coloma de Gramanet, siglos IV-II ac. Se puede apreciar que le quitaron la cabellera y que tuvo un tumor.




Estas dos fotografías corresponden a un cráneo enclavado del Puig de Sant Andreu. Ullastret. Siglos III-II ac. Corresponde a un joven de unos 16 años al que no le habían salido aún todas las muelas, se aprecia una caries y signos de desequilibrios nutricionales. La visita al Museu es importante ya que explica los motivos por los que se cree que pudieron ser enclavados, además de la reconstrucción facial con métodos policiales para conocer como eran las caras de los que sufrieron los enclavamientos.



Volvemos a salir al exterior y nos encontramos en la Calle C. Silos para almacenamiento de grano. De  forma cilíndrica  y se revestían de arcilla y paja para evitar la humedad, después se tapaba con barro para la idónea conservación del grano.



Calle C. Desde esta posición podemos ver la muralla desde el interior y podemos apreciar la muralla vieja a ras de suelo, encima la banqueta y la parte superior la muralla nueva.



Escritura íbera, aparte de poder verla en el interior del Museu, también se puede apreciar en el exterior.

Quedan mucho por ver en el Poblado Íbero de Ullastret, pero lo más interesante es pasearlo, contemplar su muralla, sus templos, las casas y los silos al detalle, ver la exposición permanente y sobretodo, disfrutar después de su privilegiado entorno.






No hay comentarios:

Publicar un comentario