domingo, 29 de marzo de 2015

Cartuja de Miraflores. Burgos


El rey Enrique III conocido como el doliente, en el año 1401, erigió en estos terrenos, un palacio de recreo, que su hijo el rey Juan II, donaría a la Orden Monástica de La Cartuja en 1442 para que ese palacio de caza, se convirtiera en monasterio, aunque algunos nobles de la zona se opusieran a ello.
Es de estilo gótico isabelino, ya que su hija la reina Isabel I La Católica, acabó sus obras en 1484.
En 1452 sufrió un gran incendio que redujo a cenizas parte de lo construido.
El arquitecto Juan de Colonia, fue el encargado de ejecutar las obras de este monasterio, Juan de Colonia era un arquitecto de mucho renombre por su trabajo en la Catedral de Burgos y por ser el introductor en España del gótico flamígero.
Pero es entre 1489 y 1496, bajo indicación de la Reina Isabel I de Castilla, cuando Gil de Siloé, un gran maestro escultor, talla el sepulcro de Juan II e Isabel de Portugal, el sepulcro del infante don Alonso, el retablo del Altar Mayor... autenticas obras maestras.
Gil de Siloé también trabajó en la Catedral de Burgos, creando la Capilla de Santa Ana o de la Concepción y la de los Condestables.
La polícromía del Altar Mayor fue realizada por Diego de la Cruz, del que algunas de sus obras pueden verse en el Museo del Prado.
Pero pasemos a su interior, espero que estas fotografías le animen a visitar este magnifico monasterio situado junto a la ciudad de Burgos.





















No hay comentarios:

Publicar un comentario